martes, octubre 16, 2012

El salto del puto loco



 
36 kilómetros así, en tierra firme horizontal no son muchos, es  la típica distancia que dices: venga va, cogemos el coche y en 40 minutos estamos ahí, comiendo una parrillada en cualquier asador o visitando el centro comercial ese que acaban de abrir y que dicen que está de la hostia. Pero 36 kilómetros en vertical no son moco de pavo. No nos damos cuenta de lo horizontal que es mundo en el que vivimos.

Yo, que tengo vastos conocimientos universitarios de Astronomía & Geodesia no sospechaba que a la altura a la que iba a subir el globo del Red Bull Stratos se iba a poder ver la curvatura de la Tierra y el profundo negro del espacio interplanetario. Al fin y al cabo, si el radio de la Tierra es del 6730 km, la altura a la que subió el globo, que al final fue de unos 39, es casi despreciable. Pero así es la educación superior, uno se pasa unos cuantos años con el culo pegado a una silla de la biblioteca de la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid resolviendo ecuaciones de trigonometría esférica y calculando eclipses con precisión centesimal para dentro de diez siglos; y a nadie se le ocurre, en todo ese tiempo, montarle en un globo, llevarle a la estratosfera y decirle: mira, esto es el Universo.

Al que si subieron fue a Felix Baumgartner, 43 años, el paracaidista austriaco especializado en realizar los saltos más cortos y los más largos, siempre los más arriesgados. Al parecer este señor que ha cruzado el canal de La Mancha y que se ha arrojado sin miramientos de rascacielos, fue entrenado por el ejército austriaco para realizar aterrizajes en zonas muy pequeñas. Es decir, que se tiraba de un avión a 10.000 pies y podía aterrizar sobre un peón de ajedrez y mantener el equilibrio sobre él, o sobre un peón de la construcción, e ídem, aunque estos están más acostumbrados a que les salten encima y, además, ya son difíciles de encontrar en campo abierto.

Total, que yo, como muchos, veíamos este salto publicitario (porque lo que os han contado del interés científico de la misión es pura patraña; ni siquiera lanzar a Yuri Gagarin tuvo más interés científico que tratar de ganar la carrera espacial) como una comedieta, un espectáculo tonto más propio de la MTV rampante que, encima, no paraban de retrasar de forma vergonzosa debido a las condiciones meteorológicas. Una jaimitada, como dicen ahora con esta curiosa palabreja que está de revival.

Sin embargo, me puse a verlo vía web (los comentarios en Teledeporte eran vergonzosos, el tipo de la web, en inglés, contaba al menos los entresijos técnicos del vuelo), sobre todo por si ocurría algún accidente, y Félix moría de forma horrible y luego censuraban las morbosas imágenes y me quedaba sin ver la tragedia del año. Pero me quedé obnubilado, mirando a aquel tipo en aquella misión absurda, subiendo en un globo que parecía un condón usado (era así para que no se rompiera cuando la presión atmosférica disminuyese y el helio se inflase). Supongo que todos los que no estábamos sobre la faz de la Tierra (nunca mejor dicho), cuando Neil Armstrong dio el pequeño salto para un hombre, envidiamos en cierta manera el asombro que debió sentir toda la Humanidad en plan Fuenteovejuna aquel día de 1969. Ese vértigo de cruzar fronteras definitivas. De pronto me pareció estar viendo una gesta como la de Armstrong, como la de Ernst Shackleton en pos de la Antártida, como las de Scott  y Amundsen en el Polo Norte, o como la de Charles Lindberg cruzando el Atlántico en a bordo del Spirit of Sant Louis. Como las de Miguel de la Quadra Salcedo en Ruta Quetzal. Solo eché de menos la locución de Jesús Hermida.

El salto de Baumgartner, desde luego, no tiene nada que ver con la hazaña lunar (algunos siguen diciendo que aquello fue hoax), pero como vivimos en tiempos mediocres en lo que el enaltecimiento del espíritu humano y a la aventura (que no sea financiera) se refiere, pues supongo que a los de mi generación, sea eso lo que sea, nos sirve. Vimos en directo la curvatura de la Tierra, vimos al tipo encaramarse a la cápsula y decir unas frases no tan históricas como las de Armstrong. Y luego le vimos tirarse y se nos encogió el estómago y el corazón.  Y lo comentamos todo en Facebook y Twitter. Y el resto es historia.

Hay quien dice que es inmoral que Redbull se gaste tropecientos millones en un salto así. A mí, si fuera dinero público destinado a causas mejores, quizás también me lo parecería. Si RedBull fuera a donárselo a las monjitas del Monasterio de Yecla (¿hay monasterio en Yecla?), cosa que dudo, condenaría este salto. Pero seguramente se lo iban a embolsar en bonus millonarios los excelentísimos miembros del consejo de administración de la empresa, o lo iban a invertir en promoción, en esos coches marcianos con un RedBull gigante encima y unas chavalas ligeras de ropa plateada repartiendo dosis gratuitas alrededor. Pero miren, es hora de que haya inversión privada en las grandes gestas ¿científicas? de la humanidad. Como decía Juan Soto Ivars, el último salto lo pagó el ejército, que es una institución que tampoco nos merece mucha confianza.

Con este salto vemos lo frágiles que somos y lo solos que estamos. Debajo de los pies de Baumgartner ya estaba la mayor parte de la capa de ozono, y se sometía a una radiación ultravioleta mortal. La temperatura era de veinte grados bajo cero y la presión de una centésima de atmósfera. Sin su traje Félix se hubiera achicharrado, congelado y explotado, ignoro en qué orden. Nos vamos a Aranjuez, pero para arriba, y llegamos a la indiferente crueldad del Universo. Y seguimos jodiendo la Tierra, que al final, resulta que no era plana.

7 comentarios:

Sandra Montes dijo...

Hola
Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
Sandra.

Nicolás Fabelo dijo...

¡¡Muy bueno, Txe!!

"Nos vamos a Aranjuez, pero para arriba, y llegamos a la indiferente crueldad del Universo". Jajaja...

Anónimo dijo...

Txe, un pequeño apunte: El duelo Amundsen-Scott fue por la Antártida, que ganó el primero y acabó con el segundo (aunque Amundsen sí que está muy relacionado con el Polo Norte, hasta el punto de que seguramente sea él su verdadero conquistador y no el norteamericano Peary).
Por lo demás, como siempre, gran post.

txe dijo...

ouch! pues tendré que corregirlo!

Laura dijo...

La verdad es que, kilómetros en vertical y proezas redbullísticas aparte, tienes mucho estilo escribiendo. Felicidades!

奇堡比 dijo...

婚姻挽回
感情問題
男人偷腥
網路外遇
商業徵信
信用徵信
財產徵信
新竹徵信
新竹徵信社
債務處理
女人外遇
婚姻挽回
徵信社
捉猴
海外抓姦
離婚證人
智慧財產權
尋人討債
女人外遇
抓猴
如何找徵信公司
搜證
大陸小三
台南徵信社
高雄偵探社
台南偵探社

奇堡比 dijo...

新女性徵信
外遇調查站
鴻海徵信
亞洲徵信
非凡徵信社
鳳凰徵信社
中華新女性徵信社
全國新女性徵信社
全省女人徵信有限公司
私家偵探超優網
女人感情會館-婚姻感情挽回徵信
女子偵探徵信網
女子國際徵信
外遇抓姦偵探社
女子徵信社
女人國際徵信
女子徵信社
台中縣徵信商業同業公會
成功科技器材
女人國際徵信社
女人國際徵信
三立徵信社-外遇
女人國際徵信
女人國際徵信
大同女人徵信聯盟
晚晴徵信