domingo, octubre 16, 2011

España se va comer el Mundo



Como ustedes saben el ladrillo es la forma más zafia y española de modelo productivo. Mientras otros países basan su riqueza y crecimiento en la agricultura, la industria o la tecnología, aquí la bonanza vino de la especulación inmobiliaria: es decir, comprar barato con la esperanza de vender caro y construir a troche y moche viviendas destinadas a hipotéticos ocupantes que nunca vendrían, a poder ser en lugares costeros donde se joda bien el litoral, su fauna, su flora y su idiosincrasia local. Así que ahora tenemos millones de viviendas vacías, la mayoría en forma de urbanizaciones que ni siquiera han sido terminadas, o que, si han sido terminadas, no han sido inauguradas. Calles y calles de decadentes chalets adosados con piscina ocupados solo por el viento que sopla entre los marcos vacíos de sus ventanas.

Sí España fuera un país guay y basase su modelo productivo en el I+D, es decir, en el conocimiento y el desarrollo científico, a algún cerebrito del CSIC se le hubiera ocurrido investigar una enzima o algo que permitiese digerir y metabolizar los ladrillos excedentes, que están fabricados con arcilla, hecha a su vez de caolín, silicatos hidratados de alúmina, illita o montmorillonita (como lo oyen). Sería tan fácil como incorporar estos materiales a los procesos por los cuales se metabolizan las proteínas, los lípidos, lo hidratos de carbono y demás biomoléculas. No puede ser tan difícil.

En el nuevo panorama viviríamos en la abundancia, pues podríamos comer ladrillo y nunca habría vacas flacas. Al principio tendríamos que comerlo molido con algún instrumento pero en unos miles de años, mediante procesos evolutivos, el español desarrollaría una mandíbula apta para tales tareas. Nos podríamos comer Marina D’Or ciudad de vacaciones, o la fantasmal ciudad vertical que Paco el Pocero levantó en Seseña, en medio del desierto. Nos podríamos comer el delicioso hotel El Algarrobico que edificaron en el espacio natural del Cabo de Gata y, de hecho, podríamos limpiar las costas sin coste, sin bulldozers ni explosivos, solo a base de gula y desenfreno volveríamos a tener litorales sanos y diáfanos. No habría hambre: España, la comeladrillos, sería un lugar próspero y feliz, cuyo único problema sería, tal vez, el sobrepeso.

Incluso podríamos saltar al extranjero: comernos el Empire Estate Building, la Torre Eiffel, el Palacio Prohibido de Pekín, o las ruinas de Macho Picchu. ¿Frank Lloyd Wright? Pa dentro. ¿Mies Van der Rohe? Pa dentro. ¿Álvaro de Siza? Ñam. Los españoles seríamos famosos y temidos por nuestro voraz apetito por lo más granado de la arquitectura mundial. No podrían pararnos. ¡Hasta podríamos comernos a Calatrava! Pero a Calatrava ¡en persona! Ahí se abriría la veda, y entonces ya pasaríamos del ladrillo a la carne y el hueso, al canibalismo. Primero Calatrava, ¡luego Carla Bruni! ¡Sarkozy! ¡la Duquesa de Alba! ¡Ai Wei Wei! Nos iríamos comiendo a todo el mundo, hasta que al final aparecería el carácter cainita y fraticida de nuestra patria y nos comeríamos entre nosotros.

7 comentarios:

Nicolás Fabelo dijo...

Y el último de los españoles -a la sazón el último de los humanos y de todos los seres vivos- se comería nuestro planeta, todos los demás del sistema solar, el propio Sol, toda la Vía Láctea -con sus agujeros negros inclusive, por supuesto- y el resto de las galaxias del Universo hasta quedar finalmente reducido a una singularidad, para así cumplirse aquello de que éramos una "comunidad de destino en lo universal".

la cónica dijo...

Yo trabajé en una fábrica de ladrillos, Txe. Salían palés y palés en la cinta transportadora, al doble de precio que el año anterior. Sospecho que puede dar un vuelco la investigación y descubrir que son ellos los que, cada vez con mayor descaro, nos están engullendo a nosotros. No son los mercados, son ellos, con sus muchos ojos ávidos acabarán por comernos la moral...

Un beso, Txe!

Raúl dijo...

cuenta el timo de la heroinómana, no nos dejes asi!!!

pazzos dijo...

Si me reencarnase en una de tus carcomas ladrilleras lo primero que me zamparía sería el Espacio Buenavista de Calatrava. Y empezaría, como no, por esa visera móvil que ha costado tantos millones de euros y que estaba diseñada para moverse una o dos veces, en grandes solemnidades, pero que nunca nadie se va a atrever a desplegar por miedo a que se quiebre. Será por culpa de la cárcoma...

Txe Peligro dijo...

el espacio buenavisyta es una araña del espacio. un día se va a levantar un comerse oviedo. y luego partir para el planeta Zordon

奇堡比 dijo...

二奶
捉姦
通姦
法律
捉猴
偵探
離婚
尋人
劈腿
第三者
監護權
贍養費
包二奶
婚外情
徵信所
徵信業
不倫戀
離婚證人
法律諮詢
感情挽回
私家偵探
外遇調查
大陸抓姦
徵信器材
背信
不忠

奇堡比 dijo...

新女性徵信
外遇調查站
鴻海徵信
亞洲徵信
非凡徵信社
鳳凰徵信社
中華新女性徵信社
全國新女性徵信社
全省女人徵信有限公司
私家偵探超優網
女人感情會館-婚姻感情挽回徵信
女子偵探徵信網
女子國際徵信
外遇抓姦偵探社
女子徵信社
女人國際徵信
女子徵信社
台中縣徵信商業同業公會
成功科技器材
女人國際徵信社
女人國際徵信
三立徵信社-外遇
女人國際徵信
女人國際徵信
大同女人徵信聯盟
晚晴徵信